AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE LOS REALEJOS.

            D. Jonás Hernández Hernández, Concejal de Izquierda Unida Canaria- Por Tenerife de este Ayuntamiento de Los Realejos, por medio del presente escrito y como más procedente sea en Derecho, formula la siguiente MOCION para su debate y aprobación, si procede, en el Pleno Ordinario que se celebrará el próximo jueves 28 de Junio de 2012.

MOCIÓN DE APOYO A LA INICIATIVA LEGISLATIVA POPULAR PARA LA ELABORACIÓN DE LA LEY CANARIA DE EDUCACIÓN.  

            EXPOSICION DE MOTIVOS.

La educación en Canarias ofrece unos altos índices de fracaso y abandono escolar, y la dedicación de fondos públicos para su mantenimiento debiera ser considerada como una inversión de la sociedad, introduciendo mejoras en el sistema educativo que incidan en el incremento de la calidad, la eficiencia y la equidad del mismo.

El alto grado de subdesarrollo y analfabetismo que sufrió Canarias durante décadas ocasionó que el punto de partida en la formación de la población canaria estuviera por debajo de la media del Estado y que, a pesar de los esfuerzos realizados por la sociedad canaria, aún no se hayan alcanzado en su totalidad los niveles de formación deseables, continuando con altos índices de retraso, abandono y fracaso escolar. En el caso del retraso escolar, la tasa de idoneidad (alumnado que no ha repetido curso) baja en Canarias desde el 84,2% en 6º de Primaria, hasta un 49,2% en 4º de ESO, cuando la media estatal en 4º de ESO es del 57,4%. Asimismo, en el momento de la finalización de los estudios, la tasa bruta de población que se gradúa en cada enseñanza presenta en Canarias resultados inferiores a la media estatal. Por otro lado, la oferta pública de plazas escolares para las edades entre 0-3 años en Canarias es absolutamente deficitaria, quedando prácticamente en manos de la iniciativa privada este tramo educativo, que tiene un carácter determinante en el proceso de formación de los niños y niñas.

Hay que destacar que en el periodo 2004-2006 la media estatal de aumento del gasto por estudiante fue del 5.52%, mientras que en Canarias apenas se incrementó un 0.27%. Como consecuencia de este bajo nivel de inversión media por alumno en la Educación no universitaria, Canarias cuenta con una de las medias más altas de alumnado por docente, con el consiguiente empeoramiento de la calidad educativa. Si Canarias aspira a lograr mejores resultados en materia educativa, es lógico pensar que debería aumentar los presupuestos educativos a niveles equivalentes, por lo menos, a la media de los países de su entorno. Además, el panorama descrito se agrava con la situación de recortes y reformas que se están produciendo en la Educación Pública Canaria, motivada por las decisiones de trasladar a este servicio una parte importante de las medidas de ajuste económico impuestas por el Estado Español.  

Durante este año, el Movimiento Social “Otra Educación Pública es posible”, la “Iniciativa por la defensa de la Educación Pública Canaria” y otros colectivos y asociaciones ciudadanas, han impulsado una Iniciativa Legislativa Popular que, tras contar con el apoyo de más de 35.000 firmas, actualmente continúa satisfactoriamente su trámite parlamentario. A través de esta Iniciativa Legislativa Popular se pretende que el Gobierno de Canarias, con la participación de todos los sectores de la sociedad canaria y de la comunidad educativa, apruebe un conjunto de mejoras que incidan en el incremento de la calidad, la eficiencia y la equidad del sistema educativo canario.
Por todo ello, proponemos al Pleno del Ayuntamiento de Los Realejos que adopte los siguientes
ACUERDOS:

  1. Trasladar al Gobierno de Canarias y al Parlamento Canario la petición de elaboración de una Ley Canaria de Educación, dotada de financiación suficiente, que alcance al menos el 7% del PIB en un proceso de una o dos legislaturas. Para ello, debiera tomarse como base la Proposición de Ley de Iniciativa Popular Canaria de Educación (7L/PPLP-0029 Canaria de Educación), presentada con el apoyo de más de 35.000 firmas.
  2. Manifestar su oposición al creciente deterioro del servicio público de la educación, que afecta de manera especial a los sectores menos favorecidos de la población (gratuidad de materiales escolares y libros de texto, comedor y transporte, ratios por aula, sustituciones, grupos conformados por distintos niveles educativos, etc.)

 

En Los Realejos, a 21 de Junio de 2012.