AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE LOS REALEJOS.

            D. Jonás Hernández Hernández, Concejal de Izquierda Unida Canaria- Por Tenerife de este Ayuntamiento de Los Realejos, por medio del presente escrito y como más procedente sea en Derecho, formula la siguiente PROPOSICIÓN para su debate y aprobación, si procede, en el Pleno Ordinario que se celebrará el próximo jueves 21 de Marzo de 2013.

PROPUESTA PARA EL ACCESO A UNA VIVIENDA DIGNA A TRAVÉS DEL ALQUILER.      

            EXPOSICION DE MOTIVOS.

En IUC compartimos plenamente el derecho constitucional de todos los ciudadanos de este país de acceso a una vivienda digna, aunque el desarrollo normativo posterior lo impida sistemáticamente. Asimismo, compartimos los derechos reconocidos en la Carta Ciudadana de Derechos Sociales, según la cual, las políticas municipales en materia de vivienda tendrán por objetivos garantizar:
1.- El acceso a una vivienda digna, en propiedad o alquiler, habiendo de destinar el ciudadano usuario de la misma para dicho concepto no más del 30% de los ingresos individuales.
2.- El acceso a una vivienda adaptada a las necesidades de cada núcleo familiar y de cada persona.
3.- La creación de una Agencia de Control del Fraude Inmobiliario, que prevea unas garantías mínimas en la oferta inmobiliaria.
El alto nivel de viviendas desocupadas es preocupante. Cada día se producen en España 510 desahucios cuando existen 6 millones de viviendas desocupadas. Este disparate alcanza su culmen en Canarias, donde el porcentaje de viviendas vacías alcanza el 25% , siendo el acceso a la vivienda uno de los principales problemas de nuestra sociedad.
Nuestro municipio es el ejemplo perfecto de esta situación, pese a ser prácticamente un pueblo dormitorio. Según datos del padrón municipal de habitantes, existen 4.410 viviendas vacías en Los Realejos, lo que supone un autentico disparate si lo comparamos con que más del 70% de jóvenes entre 18 y 25 años viven con sus padres por su incapacidad para independizarse.
Estos datos revelan la nefasta y contraproducente política en materia de vivienda del Gobierno de Canarias y del Ayuntamiento, históricamente preocupada en la construcción de viviendas y el fomento de la política del ladrillo, en vez de preocuparse por habilitar un parque de viviendas en alquiler social. Cuando elaboramos un Plan General de Ordenación que prevé miles de metros cuadrados de suelo urbanizable residencial, cuando existen más de 4.000 viviendas sin ocupar, es evidente que estamos cayendo en una contradicción tremenda. No sería más lógico apostar por el desarrollo de nuestra sociedad y no por el desarrollismo disparatado de nuestro pueblo. 
Es necesario establecer bonificaciones fiscales o beneficios tributarios para aquellas viviendas que, estando desocupadas, pasen a ser alquiladas, castigando fiscalmente a aquellos propietarios que poseen viviendas vacías con las que especulan. Es una contradicción imposible de sostener que existan miles de personas que no pueden acceder a la vivienda, que otras vivan en condiciones lamentables, mientras existen miles de viviendas vacías que no se utilizan. No se trata de ser de izquierdas o de derechas, se trata de constatar un error que es visible a kilómetros de distancia.
Por ello, es necesario actuar a nivel municipal, sobre todo en un municipio como el nuestro, con capacidad para albergar a todos sus vecinos en viviendas dignas, creando un censo municipal de viviendas vacías con amplia difusión, incentivando la rehabilitación y ocupación por encima de la construcción de nuevas viviendas que no traerán sino más destrucción del paisaje, y concienciando a la ciudadanía de lo insolidario y antisocial que supone el hecho de tener viviendas vacías.
Por todo ello, proponemos al Pleno que adopte los siguientes

ACUERDOS:

1.- Crear un Servicio Municipal de acceso a la Vivienda de alquiler, dentro de la Empresa Pública Vivire o en el marco del propio Ayuntamiento, con el objetivo de poner en el mercado las viviendas vacías y fomentar el alquiler como una opción a valorar entre los ciudadanos, luchando a su vez contra las situaciones de infravivienda que pudieran existir en el municipio.
2.- Crear un censo municipal de viviendas disponibles para el alquiler.
3.- Estudiar la posibilidad de imponer beneficios fiscales a arrendadores y arrendatarios, reduciendo el IBI a las viviendas en alquiler, y aumentándolo a las viviendas vacías en multipropiedad, etc. 
4.- Dotar una partida económica dentro del presupuesto del año 2014 para destinarla a ayudas a la emancipación a través del alquiler, enfocada sobre todo a los jóvenes.  
5.- Desarrollar, en el marco de la Empresa Pública Vivire o a través del Ayuntamiento, todas las políticas que redunden en el fomento del alquiler y el acceso a la vivienda.

 

En Los Realejos, a 13 de Marzo de 2013.