AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE LOS REALEJOS.

            D. Jonás Hernández Hernández, Concejal de Izquierda Unida Canaria- Por Tenerife de este Ayuntamiento de Los Realejos, por medio del presente escrito y como más procedente sea en Derecho, formula la siguiente PROPOSICIÓN para su debate y aprobación, si procede, en el Pleno Ordinario que se celebrará el próximo jueves 27 de Septiembre de 2012.

PROPUESTA DE MODIFICACIÓN DE LA TASA POR PRESTACIÓN DEL SERVICIO DE  SUMINISTRO DE AGUA POTABLE EN BASE A CRITERIOS DE PROPORCIONALIDAD Y FACTORES SOCIALES.

            EXPOSICION DE MOTIVOS.

En el Pleno celebrado el pasado 27 de Octubre de 2011 se aprobó, con los votos a favor del grupo de gobierno y el apoyo de IU, una nueva tarifa para el consumo del agua, con la que se pretendía paliar el déficit histórico y sobrevenido de la empresa municipal de aguas, así como recaudar dinero para luchar contra el fraude y las excesivas pérdidas en la red, intentando de esta manera acercarse a la autogestión y autofinanciación de la empresa pública de aguas. Además, IUC presentó enmiendas a la propuesta inicial del grupo de gobierno, que subía solo el coste del agua a las familias que menos gastaban, con el objetivo de establecer tarifas proporcionales, en el sentido de que pagaran más los que más gastaran. Esta modificación de IU fue aceptada por el grupo de gobierno, por lo que finalmente apoyamos la propuesta de modificación.

En ese momento, ya manifestábamos que era necesario establecer en el futuro unos elementos correctores en las tarifas, que tuvieran en cuenta situaciones sociales y el número de habitantes en cada hogar, puesto que no es lo mismo una familia de 2 personas que gaste 30 metros cúbicos de agua, que una familia con 4 niños que gaste lo mismo. Estos argumentos también fueron planteados por los otros grupos de la oposición. Con el paso del tiempo y el devenir de la situación económica y social, hemos comprendido que la proporcionalidad aplicada en su momento no es suficiente para que los precios sean de justicia social, pues siguen siendo muy elevados para una familia, por ejemplo, con todos sus miembros en paro, y muy bajos para una familia, por ejemplo, que riega jardín y llena piscina. Por si fuera poco, hay que tener en cuenta que la Comisión de Precios de Canarias desestimó la propuesta aprobada el año pasado, ya que consideraba el aumento desproporcionado.  Por todo ello, creemos que es el momento de aplicar las medidas correctoras mencionadas.

Por otro lado, el establecimiento de unas tarifas más justas no solo es una propuesta necesaria, sino una obligación de este Ayuntamiento, ya que la propia Ordenanza Municipal para el aprovechamiento y ahorro en el consumo de agua, aprobada y en vigor desde este año 2012, en su artículo 5.2 dice que “El Ayuntamiento o la empresa responsable del abastecimiento del agua deberá establecer tarifas progresivas que, a la vez que protejan un nivel básico de consumo atendiendo al número de usuarios/as de agua en las viviendas, con un umbral básico entre unos ciento diez (110) y ciento treinta (130) litros por persona y día, sancionen el derroche y premien el ahorro. Por encima de este nivel deberán fijarse unos costes que penalizasen la ineficiencia y el derroche”. Es decir, que esta ordenanza obliga a establecer unos factores correctores que penalicen un alto gasto de agua por persona, y dice literalmente que hay que atender al número de usuarios por vivienda, algo que hasta ahora no se está haciendo.  

El objetivo final de esta propuesta no es otro que el de que paguen más los que más gastan y los que más tienen, añadiendo al criterio de fiscalidad proporcional según ingresos, un criterio de sostenibilidad para el ahorro de agua. Se trataría de establecer un factor corrector por número de habitantes de cada vivienda, estableciendo bonificaciones para que paguen menos las familias con más miembros. Pero no solo esto, la situación actual de crisis, por justicia social, obliga a establecer lo que se denomina una tasa 0 o tasa solidaria, por medio de la cual, aquellas familias en situación económica precaria y con un consumo mínimo de agua no paguen nada por este servicio. A una familia que no puede pagar su hipoteca, que no tiene para llenar la cesta de la compra o que tiene a todos sus miembros en paro, no podemos cobrarle el agua para consumo humano e higiene, sobre todo si este consumo se realiza bajo criterios de ahorro que nos benefician a todos. Es la administración la que debe establecer los mecanismos de solidaridad necesarios para paliar estas situaciones.

La Organización Mundial de la Salud estima que el consumo mínimo de agua que permite el abastecimiento humano y la higiene personal es de 50 litros por persona y día. Sin embargo, este dato se establece teniendo en cuenta la situación de precariedad de muchos países subdesarrollados, entendiéndose que en nuestra sociedad, la cantidad pueda llegar a unos 80-90 litros. Incluso, la propia Ordenanza de ahorro de agua antes comentada marca el umbral de consumo aceptable en los 110 litros. Asimismo, el consumo medio en hogares en el municipio de Los Realejos es de 134 litros por persona y día. Teniendo en cuenta estos datos, en los acuerdos que se proponen, se han delimitado una serie de consumos mínimos y máximos a tener en cuenta para poder acceder tanto a la denominada Tasa Solidaria como a las bonificaciones planteadas.

Por último, destacar que esta propuesta no pretende suponer una merma de los ingresos del Ayuntamiento en la materia, ya que seguimos apostando por la estabilidad financiera e intentando minimizar el déficit de la Empresa Pública de Aguas, en base a una apuesta clara por la autofinanciación a través de paliar las pérdidas de agua y el fraude (existen aun una cantidad importante de contadores con consumo 0 ficticio), así como elevar los ingresos provenientes de los consumos más elevados. Por ello, para compensar la merma de ingresos por el establecimiento de tasas solidarias y de bonificaciones, además de minimizar las pérdidas y luchar contra el fraude, es necesario subir de manera sensible la tarifa para aquellos tramos de consumo muy elevados y que claramente se corresponden con el derroche de agua.    

Teniendo en cuenta todas estas cuestiones, proponemos los siguientes:

ACUERDOS:

1.- Establecer una Tasa 0 o Tasa solidaria, gratuita para los usuarios, para aquellas familias o unidades de convivencia cuya totalidad de miembros se encuentren en situación de desempleo, reciban ayudas de emergencia social o no tengan ningún tipo de ingresos, siempre y cuando el consumo medio por persona en el hogar no sea superior a los 80 litros por persona y día (4.8 m3 bimensuales por persona).
2.- Establecer una bonificación del 25% a las familias o unidades de convivencia de 4 a 6 miembros, salvo para consumos superiores a 50 m3.  
3.- Establecer una bonificación del 50% a las familias o unidades de convivencia de más de 6 miembros hasta consumos de 50 m3 y del 25%  hasta consumos de 80 m3.
4.- Establecer el siguiente nuevo cuadro de tarifas en el suministro de agua para uso doméstico:

Cuota del Servicio. Hágase o no consumo

8.70, salvo para familias con Tasa 0.

Bloque 1. De 0 a 10 m3, por cada m3

0.42

Bloque 2. De 11 a 40 m3, por cada m3

0.50

Bloque 3. De 41 a 80 m3, por cada m3

2.20

Bloque 4. Más de 80 m3, por cada m3

4.50

 

En Los Realejos, a 18 de Septiembre de 2012.

 

ANEXO. DATOS DE APOYO A LA PROPUESTA DE MODIFICACIÓN DE LA TASA POR PRESTACIÓN DEL SERVICIO DE SUMINISTRO DE AGUA POTABLE EN BASE A CRITERIOS DE PROPORCIONALIDAD Y FACTORES SOCIALES. 

Tarifas actuales:

Cuota del Servicio. Hágase o no consumo

8.70

Bloque 1. De 0 a 10 m3, por cada m3

0.42

Bloque 2. De 11 a 40 m3, por cada m3

0.50

Bloque 3. De 41 a 80 m3, por cada m3

1.85

Bloque 4. Más de 80 m3, por cada m3

3.70

 

 
Tarifas propuestas:

Cuota del Servicio. Hágase o no consumo

8.70, salvo para familias con Tasa 0.

Bloque 1. De 0 a 10 m3, por cada m3

0.42

Bloque 2. De 11 a 40 m3, por cada m3

0.50

Bloque 3. De 41 a 80 m3, por cada m3

2.20

Bloque 4. Más de 80 m3, por cada m3

4.50

 

 
Cuadro comparativo de diferentes hipótesis de consumo aplicando nuevas tarifas y bonificaciones.

Consumo

Situación familiar o convivencial

Factura actual

Hipótesis 2013

Diferencial

10 m3.

Unidad Familiar 1-3 miembros

12.90

12.90

0

Unidad Familiar 4-5 miembros (muy poco probable)

12.90

9.67

-3.23

Unidad Familiar + 6 miembros (muy poco probable)

12.90

6.45

-6.45

20 m3.

Unidad Familiar 1-3 miembros

17.90

17.90

0

Unidad Familiar 4-5 miembros

17.90

13.42

-4.48

Unidad Familiar + 6 miembros (poco probable)

17.90

8.95

-8.95

30 m3.

Unidad Familiar 1-3 miembros

22.90

22.90

0

Unidad Familiar 4-5 miembros

22.90

17.17

-5.73

Unidad Familiar + 6 miembros

22.90

11.45

-11.45

50 m3.

Unidad Familiar 1-3 miembros

46.40

49.90

+3.50

Unidad Familiar 4-5 miembros

46.40

36.90

-9.50

Unidad Familiar + 6 miembros

46.40

24.95

-21.50

80 m3.

Unidad Familiar 1-3 miembros (derroche muy elevado)

101.90

115.90

+14.00

Unidad Familiar 4-5 miembros (derroche elevado)

101.90

115.90

+14.00

Unidad Familiar + 6 miembros

101.90

86.92

-14.98

100 m3.

Unidad Familiar 1-3 miembros (derroche muy elevado)

175.9

195.90

+20.00

Unidad Familiar 4-5 miembros (derroche elevado)

175.9

195.90

+20.00

Unidad Familiar + 6 miembros (derroche elevado)

175.9

195.90

+20.00

200 m3.

Unidad Familiar 1-3 miembros (derroche muy elevado)

545.9

639.2

+93.30

Unidad Familiar 4-5 miembros (derroche muy elevado)

545.9

639.2

+93.30

Unidad Familiar + 6 miembros (derroche muy elevado)

545.9

639.2

+93.30

 

Muy poco probable: Cada persona consumiría menos de 2.5 m3, 42 litros por día.
Poco probable: Cada persona consumiría menos de 4 m3, 67 litros por día.
Derroche elevado: Cada persona consumiría más de 15 m3, 250 litros por día.
Derroche muy elevado: Cada persona consumiría más de 25 m3, 417 litros por día.

En el cuadro superior se puede comprobar como la aplicación del factor corrector por número de usuarios de cada vivienda, aplicado a través de bonificaciones, posibilitaría unas facturas más justas. Además, se comprueba que las grandes subidas son para aquellos consumos que suponen un derroche elevado de agua no justificado.